NARA invierte en Aortyx

08.07.2021

Aortyx cierra una ronda de inversión de 2,4M€ a través de Capital Cell, con el apoyo de NARA

Aortyx, la spin-off del Institut Químic de Sarrià y el Hospital Clínic de Barcelona, ha recaudado 2,4 millones de euros en su segunda ronda de inversión. Esta inyección de capital, obtenida a través de la plataforma de inversión Capital Cell, ha contado con inversores de gran relevancia, como NARA Capital y Medex Partners, así como inversores de la primera ronda que han seguido confiando en la startup.

La startup está creando un parche novedoso para el tratamiento de las disecciones de aorta de forma mínimamente invasiva. El fin de Aortyx y de este dispositivo es disminuir la mortalidad de los que padecen esta enfermedad y mejorar su calidad de vida.

La startup ha diseñado un novedoso sistema en forma de parche para el tratamiento de las disecciones de aorta.

NARA ha depositado su confianza en Aortyx por dos razones. Por un lado, por la innovación que están llevando a cabo para solventar de forma disruptiva los problemas endovasculares. Y por otro, por el gran equipo de la startup, que sabe resolver los problemas que conlleva un proyecto de esas características.

El cofundador y CEO de Aortyx, Jordi Martorell, tiene como objetivo lanzar al mercado este innovador producto con el fin de salvar todas las vidas posibles. Por otro lado, pretende concienciar a España sobre las enfermedades aórticas a través de la organización Think Aorta. Primero enfocarse en España, y después en América Latina.

Asimismo, la compañía había sido financiada por la Comisión Europea, por EITHealth, el Ministerio de Ciencia e Innovación, el CDTI y Enisa. Cabe mencionar que Aortyx tuvo apoyo financiero antes de crear la empresa, por parte de FIPSE, Fundación la Caixa con el programa CaixaResearch Validate y la Generalidad de Cataluña.

Parche bioabsorbible

En concreto, Aortyx se dedica al diseño de parches para reparar la aorta de forma mínimamente invasiva. Dichos parches se pegan sobre la arteria perjudicada para taponar la herida. La tecnología del dispositivo busca simular el tejido aórtico original y obtener una mejor integración y regeneración del tejido.

El parche es bioabsorbible, es decir, promueve la cicatrización, regeneración del vaso y recuperación completa del daño. En cuanto a la disección aórtica tiene una tasa de mortalidad que puede llegar al 50% dependiendo del daño ocasionado.