Nuestra aversión a perder capital y no generar un impacto positivo es mayor que nuestro miedo a dejar pasar oportunidades

Riesgo-Retorno-Responsabilidad

Al tradicional análisis de Riesgo-Retorno, añadimos en nuestras inversiones un tercer vector, la Responsabilidad. Creemos que únicamente podemos cumplir con nuestro deber fiduciario con los inversores si atendemos a nuestro deber social con la comunidad.

Invertimos de manera responsable en activos con el objetivo de que estos tengan un impacto en la sociedad, condición indispensable para crear valor a largo plazo. La adhesión a los PRI-UN garantiza el cumplimiento de nuestra Política de Inversión Responsable.

Impacto Medioambiental

Los criterios ESG (Environmental, Social & Governance) son ejes vertebradores que definen nuestra política de inversiones y son elementos esenciales de nuestros fondos.

A nivel medioambiental, invertimos en activos reales que proporcionan servicios críticos para la sociedad como la energía, el agua y los residuos. A través de estos servicios se satisface una demanda creciente con recursos decrecientes, evitando el modelo de la economía lineal y reincorporando a la cadena de valor los recursos naturales potenciando la economía circular.

Impacto Social

A nivel social, creamos y conservamos empleos invirtiendo en ciencias de la salud y en sectores poco atendidos por la mayoría de fondos, por ser intensivos en recursos humanos y capital. 

A nivel de gobierno lo entendemos a tres niveles: (1) con los inversores, a través de nuestro compromiso y transparencia; (2) con nuestras compañías, sus clientes y sus proveedores, a través de relaciones largoplacistas que generan valor para todos los actores involucrados; (3) con nuestros empleados, reconociendo el trabajo bien hecho. Colaboramos con entidades educativas, concediendo becas, habilitando espacios para que los jóvenes de hoy crezcan con libertad y construyan la sociedad de mañana.